Conecta con nosotros

Consejos

Tratar las quemaduras

Publicado

en

55

Las quemaduras son, por desgracia, accidentes demasiado frecuentes, ya que sus causas son muy numerosas. Los cálidos rayos del Sol, la llama de los combustibles, los líquidos en ebullición o cáusticos (ácidos o álcalis), pueden provocar graves lesiones en la cara, las manos e incluso en todo el cuerpo. El médico actúa de forma diferente de acuerdo con la gravedad del mal. Las quemaduras son comparables a heridas, más o menos profundas, y los médicos las clasifican por grados. Las quemaduras de primer grado son benignas. Simplemente provocan un enrojecimiento de la piel y un dolor soportable que desaparece rápidamente. La parte quemada se pela al cabo de algunos días y no quedan rastros en el accidentado. Las quemaduras de segundo grado son más graves. 

El dolor es fuerte en la parte quemada y aparecen ampollas que contienen un líquido claro. Estas ampollas se desgarran pronto, la piel se deseca y se pela en largas tiras, en tanto que se forma una cicatriz que será visible durante mucho tiempo después de la curación. Las quemaduras de tercer grado son graves, ya que son profundas. Cicatrizan muy lentamente y dejan penetrar microbios, los cuales pueden causar graves infecciones. La quemadura es tanto más grave cuanto más se extiende: como la piel ya no puede respirar ni eliminar desperdicios, existe peligro de intoxicación. Así, el enfermo es llevado a una habitación estéril hasta que la cicatrización esté garantizada. En esta habitación se le vigila permanentemente. Las heridas profundas causadas por quemaduras precisan a veces de operaciones quirúrgicas, con injertos de piel. Mientras se espera al médico no hay que aplicar nada sobre las quemaduras graves, ya que podría anularse la eficacia de los remedios que posteriormente recetaría el médico. Una simple gasa estéril es suficiente para reducir el contacto con el aire y los microbios.

Publicidad

Hola, soy Arnold Figerar, un entusiasta del mundo 2.0. Te doy la bienvenida a mi blog, donde escribo sobre lo que me gusta, tecnología, bricolaje, recetas, historias de mi abuelo, en fin. Espero disfrutes del contenido

Seguir Leyendo
Publicidad
Click para comentar

Salir y deshacer

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad