Conecta con nosotros

Bricolaje

Cultivar apropiadamente bosques

Publicado

en

41

Existen bosques naturales, aunque los bosques modernos suelen ser cultivados. El hombre elige las especies, las cuida, las protege y efectúa las talas cuando lo considera oportuno. El cultivo de los bosques, o silvicultura, es practicada por profesionales formados en escuelas especializadas. Los bosques se desarrollan tan lentamente que es difícil que el hombre que planta un árbol sea el mismo que recoja la madera de éste. Para convertirse en adulto, un álamo necesita 30 años; una conífera, 80 años; una haya, 150 años; un roble, 200 años. Se talan en la actualidad árboles plantados en tiempos de Carlos II, y ciertas secuoyas de las Montañas Rocosas baten el récord de longevidad, pues tienen más de 2.000 años de vida. Los especialistas seleccionan los árboles. El álamo conviene a los lugares húmedos. 

El pino negro es propio de suelos calcáreos, en tanto que el marítimo, como su nombre indica, se desarrolla óptimamente en terrenos cercanos al mar. El pino silvestre cubre nuestras montañas hasta alturas de 1.500 metros, donde le sucede el alerce. Los árboles se plantan; raramente se siembran. En los bosques antiguos se efectúan talas de regeneración, en las que se eliminan los árboles demasiado viejos y sólo se conservan los más robustos. Los plantones se crían en viveros. En un bosque de 25.000 hectáreas, como el de Fontainebleau, en curso de regeneración, hay que colocar más de un millón de robles cada año. Para obtener 100 robles adultos por hectárea, deben conservarse 100.000 en regeneración o han de plantarse 10.000. Los árboles reciben cuidados regulares, al principio cada año y, más tarde, cada cinco años. Se limpia la maleza, se destruyen los insectos dañinos, se drenan los terrenos demasiado húmedos y se riegan los demasiado secos. Se practican con regularidad talas de aclarado.

Publicidad

Hola, soy Arnold Figerar, un entusiasta del mundo 2.0. Te doy la bienvenida a mi blog, donde escribo sobre lo que me gusta, tecnología, bricolaje, recetas, historias de mi abuelo, en fin. Espero disfrutes del contenido

Seguir Leyendo
Publicidad
Click para comentar

Salir y deshacer

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad